Todos sabemos que las células de nuestro cuerpo, además de a la genética, también responden a los mensajes del cerebro, es un conocimiento científico, médico y popular. Por otro lado, también sabemos que nuestra mente (el programa que de una forma u otra gestiona las respuestas del cerebro) es aproximadamente un 5 % consciente y un 95 % inconsciente, por ello no debería sorprenderte que un determinado pensamiento inconsciente negativo (que controla el cerebro y las células) puede estar generando también un “estrés inconsciente negativo”, y con ello se estarán liberando hormonas, neuropéptitos y fotones incorrectos hacia tus propias células y sus estructuras.


El método EAC (Equilibrio Armónico Consciente) tiene en cuenta que absolutamente todos los pensamientos son vibraciones y se juntan en paquetes de información que llamamos memoria.


El método EAC trabaja en la búsqueda de los pensamientos o vibraciones armónicas capaces de llegar a "disolver o dejar sin fuerza" las vibraciones - pensamientos inconscientes incorrectos.


Un ejemplo sencillo: nuestros pensamientos son como las vibraciones de una orquesta que no suena muy bien, nos sería muy buena idea despedir al que toca el trombón o la flauta, o sería muy difícil cambiar al que toca los timbales, ahora bien, nos será más sencillo añadir un director de orquesta, pues sus vibraciones armonizarán al resto (el armónico).


En mecanica ondulatoria, un armónico es el resultado de una serie de variaciones adecuadamente acomodadas en un rango o frecuencia de emisión, denominado paquete de información o fundamental. Dichos paquetes configuran un ciclo que, adecuadamente recibido, suministra a su receptor la información de cómo su sistema puede ofrecer un orden capaz de dotar al medio en el cual expresa sus propiedades de una armonia. El armónico, por lo tanto es dependiente de una variación u onda portadora.